Delicioso pastel de mandarina fácil de preparar

    Delicioso pastel de mandarina fácil de preparar

    La fruta es un alimento que podemos tomar durante todo el año y el hecho de que existan diferentes frutas de temporada nos ayuda a variar y a no cansarnos de tomar las mismas una y otra vez. Las mandarinas, típicas del otoño y el invierno, son las grandes desconocidas, puesto que todo el mundo cree que no tienen demasiados beneficios, y no es así.

    En este sentido, la mandarina es buena para la piel, el colesterol, evitar algunos tipos de cáncer, el estreñimiento, las arterias, la anemia, etc. Como ves es una fruta completísima y para que os animéis a introducirla en casa os traemos una receta muy fácil de un pastel hecho con este fruto naranja.

    Sobra decir que las mandarinas deben ser de buena calidad para disfrutar de sus propiedades y sabor al 100%. Por ello, a la hora de comprar mandarinas os recomiendo que busquéis un lugar donde sepáis que las mandarinas están cuidadas desde el principio a fin y son un producto ecológico y de primera calidad, como por ejemplo la tienda online de La Mejor Naranja.

    INGREDIENTES

    10 Mandarinas de La Mejor Naranja

    90 gr de azúcar

    1/2 Vaso de aceite de oliva

    150 gr de harina

    2 Huevos

    1 Sobre de levadura

    ELABORACIÓN

    1. Lo primero que debemos hacer es lavar la fruta a conciencia para eliminar cualquier resto que pueda tener.
    2. Cogemos 4 mandarinas y las rayamos para obtener dos o tres cucharadas de la ralladura.
    3. Ponemos ya a precalentar el horno a 180ºC.
    4. En un bol grande añadimos el azúcar junto con el aceite y removemos bien. Os aconsejo que utilicéis unas varillas, ya sea de mano o de máquina, para que sea más fácil y efectivo.
    5. Cuando hemos batido bien el aceite y el azúcar añadimos los huevos y la harina. Mezclamos todo bien y vamos añadiendo, sin dejar de mezclar, el zumo de las mandarinas que habíamos exprimido.
    6. Ahora es el momento de añadir a la mezcla el sobre de levadura y mezclar bien.
    7. Cogemos el molde que hayamos escogido para nuestro pastel (puede tener forma de corazón, flor, o uno tradicional) y le aplicamos un poco de aceite que repartimos con una brocha.
    8. Cuando la mezcla esté bien y no hayan grumos, pasamos a verterla en el molde.
    9. Metemos el pastel en el horno durante 30-40 minutos a la misma temperatura.

    CONSEJO: para saber si un pastel o bizcocho está listo podemos meter un cuchillo y atravesarlo. Si el cuchillo sale limpio significa que el pastel ya está listo, pero si sale manchado debemos dejarlo un poco más, dependiendo de lo manchado que salga.

    Sin Comentarios

    Deja tu comentario