Empanada de carne y champiñones con queso

Empanada de carne y champiñones con queso

empanada de carne
empanada de carne

 

Empanada de carne y champiñones con queso

Las empanadas son un plato relativamente fácil de preparar y tienen la ventaja de que podemos añadirle cualquier cosa que se nos ocurra. Las empanadas suelen ser saladas, puesto que se hacen con masa quebrada, si fueran dulces utilizaríamos mejor la masa de hojaldre, como por ejemplo para hacer la tarta de manzana con crema pastelera. Hoy veremos cómo hacer una empana de carne y champiñones con queso deliciosa y que nos servirá para más de una comida.

INGREDIENTES

2 planchas de masa quebrada

2 cebollas medianas

300 gr de carne picada

1 pimiento rojo

1 pimiento verde

Queso amarillo

1 lata de champiñones laminados

Tomate frito

Orégano

Sal

Azúcar

ELABORACIÓN

1. Pelamos la cebolla y lavamos los pimientos. Lo picamos todo en cuadros pequeños y lo añadimos a un sartén con un buen chorro de aceite.

2. Escurrimos y enjuagamos bien los champiñones, los cortamos a la mitad si no nos gustan muy grandes, y los añadimos al sartén.

3. Añadimos la carne también. La carne puede ser fresca o podéis usar una lata de carne, ambas quedarán genial.

4. Añadimos un buen pellizco de sal y orégano. Iremos removiendo y no os preocupéis porque los champiñones empezarán a soltar toda su agua, así que el sartén empezará a llenarse, pondremos a fuego medio alto y seguiremos removiendo.

5. En un bol o vaso, echamos el bote de tomate frito y le añadimos 3 cucharadas de azúcar. Removemos y añadimos 3/4 partes de la mezcla al sartén.

6. Seguiremos removiendo y, si vemos que el agua no se va, subimos el fuego al máximo pero sin dejar de remover para que no se pegue, y veréis como en unos minutos queda una mezcla más espesa.

7. En un recipiente extendemos una de las masas quebradas y le ponemos encima las lonchas de queso amarillo que queramos (4 o 5).

8. Extendemos todo el relleno de la masa de forma uniforme sobre la masa y añadimos queso otra vez.

9. Tapamos con la otra masa quebrada y, con el tomate frito que hemos guardado de antes, lo extendemos sobre la masa.

10. Introducimos el recipiente en el horno a 210ºC hasta que veamos que la masa está crujiente, unos 40 minutos.

Sin Comentarios

Deja tu comentario