Bacalao al pil-pil

Bacalao al pil-pil

El bacalao al pil-pil es una receta muy tradicional en el País Vasco, que es conocida por una gran cantidad de personas a lo largo de todo el mundo, y todos están cautivados por su delicia. Todas las personas que son amantes de este tipo de comida adoran esta gastronomía, debido a que es muy suave y hace resaltar el sabor y la textura del pescado. La elaboración está lejos de ser simple, consta de una gran cantidad de pasos que se deben hacer de la manera más correcta posible. En caso contrario, no se podrá disfrutar al máximo de este plato.

Los ingredientes que llevan no son demasiados. Sólo dos kilogramos de bacalao (penca), dos cucharones de aceite de oliva extra, cuatro dientes de ajo y una guindilla.

Cocina

El primer paso para la creación del bacalao al pil-pil está basado en cortar la penca del bacalao en cuatro trozos, que no necesariamente deben ser del mismo tamaño, y se ponen en remojo durante un lapso de 24 horas. En ese tiempo, se le debe cambiar el agua en tres o cuatro ocasiones. Es importante reservar un vaso pequeño de la última agua. Luego se debe limpiar y quitarle todas las espinas. Una vez realizado esto se lo debe dejar seco con la ayuda de un paño de cocina.

Después se pelan los ajos y se cortan en láminas. En la misma cazuela en la que hará el bacalao, se echa el aceite y, a fuego lento, se doran ligeramente los ajos. Cuando este procedimiento se efectúo adecuadamente se añaden los trozos de bacalao con el fuego con la menor intensidad posible para que se puedan confitar, sin llegar a freírse durante cinco minutos.

Luego, se deben pasar a una cazuela de barro con tres cucharadas del aceite que ha sido utilizado para freír los ajos. Se pone a bajo fuego y se empieza a revolver la cazuela hasta que llegue al punto de cocción ideal.

1 Comentario

Deja tu comentario